1/5/11

Pégate a mi piel

Dibujo el paisaje de tu boca

y me pierdo en el valle de tu espalda.

Pégate a mi piel, amado mío ¡¡

pégate a mi cuerpo que hoy ya es muy tarde,

y quizás mañana no despunte el alba

con la misma intensidad de hoy.

Pégate a mi piel sin demora, amado mío,

viajemos en un rayo desbocado

que me aboquen a mundos infinitos,

a mundos jamás descubiertos,

a mundos jamás soñados.

Pero ven, acércate..

¡ Pégate a mí, por favor ¡!


6 comentarios:

Eterna dijo...

en su rayo desbocado... cuánta enrgía puede existir en el alma de un sentimiento asi, cuánta fuerza entrometida en cada día en cada instante de setir asi. una energía y fuerza que sin duda se lleva hacia otros planos de la vida.

sabes en el blog no aparecen tus actualizaciones, de otra manera pasaría a visitarte con mas frecuencia = )... ahora lo sé !!

un beso eterno Marea !!

anaconstela dijo...

'...y quizás mañana no despunte el alba...'
Marea!! Tu poema es poseedor de una sensualidad y un romanticismo, excelsos. Me encantó.
Me siento muy honrada de poder estar presente 'Entre dos Mares', por fin y gracias a Dios!
Un beso y un abrazo, con todo mí cariño, gratitud y admiración.

juan_santiago dijo...

Hermosisima!! ...tu poema sabe a madera, anfora y frutos tropicales... y lo mejor: nos recuerda lo maravillosos que podremos ser en esos mundos que aun no han sido imaginados, pero que son reales en provabilidad, aunque la distancia entre un punto y otro "parezca" infranqueable.

P.D.= Aquí estoy de regreso! Me entristece levemente el saber que actualizas con lentitud. Tengo la esperanza de recibir tu visita pronto para avisar que has publicado algo nuevo. Un beso enorme.

CAMINANTE dijo...

Hay que tener arte para poder expresar en pocas letras tanto sentimiento, tanta razon.
Gracias por compartirlo.
Un abrazo de un mar a otro.

anaconstela dijo...

Marea!!

Estuve a visitarte y a dejarte un fuerte abrazo y un beso, con mis mejores deseos de bienestar, en todo ámbito.

Hasta pronto!!

JOSE-MARIA dijo...


también puedes,
debes
acercarte...
Si no
¿cómo llegar a ti,
si
estás
¡tan lejos!